Historia



Historia. Vídeo Entre Pliegues

HAPPINESS IS NOT A DESTINATION, IS A WAY OF LIFE.

La felicidad no es un objetivo, es una forma de vida.
































Las mariposas y el arte del Origami tiene dos cosas en común, la delicadeza del material y la belleza de la forma. Es por ello que producen una exquisita combinación a la cual es imposible no rendirse. Este punto de unión quizá sea la causa de ser una de las primeras figuras plegadas en Origami.

Además, en el mundo sintoísta japonés que rinde culto a las fuerzas de la naturaleza y a los antepasados, son el símbolo de la unión íntima y el amor constante cuando aparecen dos mariposas juntas. Por esta razón usaban las mariposas de papel en sus ritos matrimoniales. En otras antiguas culturas como la griega o la azteca simbolizaban el alma. La metamorfosis de capullo a mariposa alada era sinónimo del alma saliendo del cuerpo o de la tumba para volar ascendiendo a una vida mejor.

He realizado numerosas figuras de Origami pero siempre vuelvo a las mariposas. Y es que a veces mientras trabajo  realizando estás, tengo la impresión de que en un momento van a salir volando, y esa visión me traslada a otros felices recuerdos. Además, nunca dejo de sorprenderme de su increíble y bella sencillez. 

A decir verdad, he conocido este arte hace pocos meses, pero desde entonces estoy totalmente "enganchada", para mi ha sido todo un descubrimiento que quiero compartir con vosotros. Primero me interesé por el plegado de sus figuras, luego por su historia, no en vano esta es otra de mis grandes aficiones y mi profesión. Su evolución es una de esas grandes desconocidas y milenarias historias en esta parte del mundo, y si con esta página puedo dar un poco de luz sería estupendo. 

La historia del Origami va pareja a la del papel y comienza en China alrededor del siglo II o I a.C., de la mano de Ts'ai Lun el jefe de los eunucos del Emperador que dirige los suministros de la Casa Real. Según algunas fuentes fue el inventor del papel, aunque no como lo conocemos hoy en día a tenor de los restos encontrados en excavaciones. Este estaría más cerca del fieltro en calidad y grosor, por lo que algunos estudiosos piensan que el Origami en su origen podía haber sido realizado en tela.

En el siglo VI d.C. el papel llega a Japón de mano de los monjes budistas. Aquí aparecen las primeras referencias al plegado de papel para obtener diversas formas y siempre dentro de un transfondo Zen. También aquí obtiene su nombre, que deriva de: 
ORI=doblar  
KAMI/GAMI=papel.
En estos momentos debido al elevado precio del papel, este se considera objeto de lujo y por consecuencia el plegado queda restringido a las clases elevadas y motivo de diferenciación social.

Por lo que respecta a occidente no se produce la llegada del papel hasta los siglos XII y XIII, gracias a los árabes y a Marco Polo. La fórmula de la fabricación del papel no se revela hasta la invasión musulmana de la ciudad de Samarcanda. Allí una familia china de fabricantes de papel son hechos prisioneros y obligados a desvelar la fórmula. De Samarcanda la fabricación pasa a Babdad y de allí se expande por el mundo musulmán. La expansión trajo consigo  cambios en la forma de plegar el papel. Como las creencias musulmanas prohiben la reprentación de figuras, en estas zonas se desarrolla un plegado volcado a la geometría de las formas y las matemáticas, con influencias en la ornamentación de los edificios.

Serán los árabes los que traigan el papel a España conociéndose un primer taller en Jativa en el s. XII, y expandiéndolo posteriormente hacia Europa. Por su parte Marco Polo también lo trajo desde China en uno de sus viajes, aunque no con mucho éxito en el s. XIII. En Europa en estos momentos se utiliza el Pergamino como base para la escritura y no gusta el papel al cual consideran de menor calidad y durabilidad. Pero debido al bajo coste del papel en comparación con el pergamino, para cuando llega la imprenta a Europa el papel ya se usa de manera generalizada. Hay que recordar que para producir un solo libro con pergamino se necesitaban las pieles de varios rebaños de ovejas. En cuanto al Origami, no hay referencias que nos hayan llegado, aunque se conocen costumbres como la de plegar las servilletas en las mesas de la nobleza durante los s. XVI y XVII en España.

Volviendo a Japón, hasta el siglo XVI se va produciendo un proceso de popularización y de pérdida de significación religiosa del Origami conforme el papel se va abaratando. Ahora lo que marca la diferenciación entre las clases sociales es el estilo. En su origen este arte permitía recortar, pegar y pintar el papel con colores, pero a partir del primer tratado publicado en el s. XVII se prohibe, hasta nuestros días. Solo se puede doblar el papel blanco de arroz para conseguir una figura.

Hasta la Exposición Universal de París en 1878, el desarrollo de este arte en oriente y occidente caminan de forma aislada. En Europa en este momento toma nuevo empuje con las nuevas figuras llegadas de oriente y en Japón empiezan a utilizar los papeles de colores que llegan desde Gran Bretaña. Además Japón inmerso en su revolución cultural Meiji introduce el Origami en las escuelas como forma de aprendizaje de la geometría para los más pequeños.

En España no tiene gran repercusión y se introduce de la mano de Miguel de Unamuno a principios del s. XX. Aquí lo conocemos bajo la denominación Papiroflexia o Cocología como la denominó Unamuno (cocotte significa gallina en frances). En Sudamérica sin embargo tubo una gran acogida tras el "tratado de Cocología"  de Unamuno y hoy en día tiene muchos adeptos. Otro de los grandes seguidores de este arte era Ortega y Gasset.

Por último comentaros que el desarrollo del Origami vino de la mano de uno de los considerados padre del Origami, Akira Yoshizawa que murió en el 2005 pero dejo creadas más de 50.000 figuras, 18 libros y fundo The International Origami Society. También creo un código internacional para la lectura y diseño de diagramas de figuras que hizo que el Origami se universalizara. Es el inventor del plegado en húmedo técnica que permite crear figuras que parecen verdaderas esculturas. Su obra es de tal envergadura y calidad que fue invitado por el Louvre a exponer su obra.

Para muchos es ahora cuando el Origami esta viviendo su época de esplendor, son numerosas las figuras reconocidas como tales a nivel mundial. Además, las matemáticas y los ordenadores han transformado y desarrollado el Origami dándole una complejidad a los diseños extraordinaria, por no hablar de su influencia en la industria. Como colofón, os dejo este vídeo que muestra a los grandes maestros actuales, su obra y sus aplicaciones en la universidad y en la industria moderna. Os recomiendo que lo veáis, algunas de las construcciones que salen son realmente espectaculares y creativas.







El vídeo se titula Entre Pliegues y dura unos 53 minutos, es un documental para la televisión de gran calidad. Abajo os dejo también un enlace a Youtube por si queréis verlo en mejores condiciones ya que merece la pena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario